fbpx

Un arma de doble filo y los Boston Celtics ganan el segundo partido.

Como lo recalcamos en el artículo anterior que relata la crónica del primer juego, una de las fortalezas de los Milwaukee Bucks fue defender tapando los espacios en la zona baja y media del poste, pero dejando libre la zona de tres, aprovechando los fallos que tenían los Boston Celtics, más sin embargo esta oportunidad hubo resiliencia y terminó siendo un arma de doble filo esa táctica defensiva, esto debido a que la fortaleza monumental en este caso, fue la efectividad en la zona de 3 por parte de los duendes verdes, con Jaylen Brown y una efectividad de 6-9,Tatum con 5-10 y Grant Williams con 6-9 triples.

Por consiguiente, Los Celtics fueron una barredora desde los 3 primeros minutos, logrando un marcador de 15-3 y a partir de ahí administraron el partido, lo controlaron y a su ves, el show de triples no se hizo esperar, logrando la mayor ventaja en estas semifinales de 25 puntos, con un marcador de 65-40 al terminar la primera parte. Los Bucks reaccionaron con Giannis realizando la labor de obrero e intentando ocupar hasta el más mínimo rincón en campo contrario, donde lograron un descuento de 8 puntos para el tercer cuarto, pero que no fueron suficientes y en el último cuarto, vuelven a aumentar el marcador 6 puntos más, con un total de 109-86.

Por otro lado y como se mencionó anteriormente, los Bucks dependieron mucho del MVP para generar situaciones de peligro contundentes, registrando 28 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias, además de Jrue Holiday aportando 19 puntos, 4 rebotes y 7 asistencias, pero su mal marcaje a la zona de tres lo condenaron a la derrota, mientras que los números por arte de los Celtis, registran a un Jaylen Browm recuperado, aportando 30 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias, un Jayson Tatum que no puede faltar, con 29 puntos 3 puntos y 8 asistencias, un Efectivo Grant Williams con 21 puntos, 5 rebotes y 2 asistencias, potenciando el juego colectivo reconocido en la temporada regular además de una defensa que no dejó que el rival superara los 100 puntos nuevamente.

De modo que el tercer juego en la casa de los campeones sigue esta llave, donde habrán pronósticos de fuertes tormentas ofensivas, defensas insaciables y un gran espectáculo que no define ganador ni en la casa de apuestas. 

Compartir contenido