fbpx

Doncic y Finney – Smith, la dupla mágica que logra empatar la serie.

El cuarto duelo para estas dos franquicias inició de una manera estratosférica por parte de los Dallas Mavericks , esto debido a un excelente aporte en equipo, minimizando labores arduas para Luca, además sus triples fueron fundamentales en el transcurso del encuentro, a lo que en el primer cuarto ya registraban 8 aciertos de 13 lanzamientos posibles, sofocaban la defensa cerrada de los Phoenix Suns e impartían un dominio inquebrantable, terminando con un marcador de 37-25. El segundo cuarto fue un poco más parejo aunque los Dallas aumentaban su ventaja a 17 puntos, agregando que Chris Paul registraba una de sus peores noches de su carrera, registrando un saldo en contra de 4 faltas antes de irse al descanso (la última marcada en el último segundo), pero Ayton y Crowder se entonaron para los Suns y lograron mantener la lucha en el encuentro.

En la segunda mitad Paul revalidó su pésimo partido y cometió su sexta falta al pelear un rebote, los Mavericks desentonaban en los triples (no por mucho tiempo) y los Suns se acercaban al marcador, pero como se indicó al principio de este artículo, el aporte en equipo fue fundamental para seguir aumentando el marcador, con un Dorian Finney – Smith que vivió quizás su partido de ensueño, aportndo 24 puntos y una eficacia de 8-12 en triples lanzados, a esto se suma los 18 puntos de Jales Brunson y 12 puntos de Davis Bertans (este último con una efectividad de 4 de 6 lanzamientos). Una locura total. Por otro lado, en los Suns destacó Devin Brooker con 35 puntos y 7 asistencias y 4 rebotes, mientras que en Dallas descataron Luka Doncic (con menos carga en el hombro por ser el líder) con 26 puntos, 11 asistencias y 7 rebotes, Dorlan Finney-Smith con 24 puntos y 8 rebotes y Jalen Brunson con 18 puntos, 4 asistencias y 4 rebotes.

Para el quinto partido nos desplazamos para el Footprint Center, casa de los Phoenix Suns y donde se promete un duelo muy cerrado, con un arma no tan secreta que son los triples y con una mejor aparición de Paul, quien es pieza fundamental para esta serie, además no olvidemos a Luka y su lucha por el MVP de la temporada.

Compartir contenido